0/L "Viñedo castellano", Mercedes del Val Trouillhet. 1970

Viñedo (1970) de la pintora vallisoletana Mercedes del Val Trouillhet

Mercedes del Val Trouillhet fue una de las artistas vallisoletanas más importantes de la segunda mitad del siglo XX. Ya desde muy temprana edad tuvo dos grandes inquietudes, la pintura y los paisajes castellanos. Le apasionaba pintar a plain-air y tuvo grandes profesores de pintura. Así, logró presentar diferentes pinturas en varias exposiciones locales, en las cuales también participaban artistas como Maffei, Mucientes o Capuletti.

Su fama y reconocimiento fueron aumentando con el paso de los años, como demuestran los numerosos premios que fue ganando gracias a las obras con las que se presentaba a los concursos.  

Con su desarrollo personal y artístico, siguió centrándose en el paisaje de Castilla, animada por su profesor José Picó Mitjans, también un artista reconocido. Su objetivo era conseguir plasmar la belleza de este paisaje, que muy pocos sabían apreciar.

Nunca cesó en su estudio del paisaje castellano, del cual sobresale su luminosidad. Recorrió una y otra vez la provincia de Valladolid en busca de paisajes que le cautivaran.

Su forma de trabajar se caracteriza por la rapidez, buscando siempre captar las luces cambiantes, e incluso los animales en movimiento. Sus pinceladas son rápidas, cortas y matéricas. Fue durante su estancia en los Países Bajos, en la década de 1960, cuando aprendió a usar la espátula.

Aunque viajó mucho, sobre todo por las grandes capitales artísticas (Madrid, París, Roma...) nunca quiso separarse definitivamente de su amada ciudad de Valladolid, aun sabiendo que quizá esa decisión no era muy beneficiosa para su carrera profesional y artística.

La obra que nos ocupa presenta su firma, del año 1970. Se enmarca en la colección de 21 cuadros que presentó en Valladolid en ese mismo año, dedicada a pinos, cepas, gavillas, almendros, surcos, barbechos, rastrojos… En este caso, lo que apreciamos es un viñedo en invierno, tras la poda de las vides. Con el paso del tiempo, fue dejando atrás su época más luminosa y dió paso a los fondos sin brillo, donde destacan los toques de color que describen las figuras, con una espátula vigorosa.

A pesar de que su obra ha pasado un tiempo prácticamente olvidada, es una de las artistas vallisoletanas que merecen una especial valoración. Su visión del paisaje castellano es única.

Medidas del lienzo junto con el marco: 79 x 64 cm

Sin comentarios
Alto (cm) 60.00
Ancho (cm) 45.00
Fondo (cm) -
Peso (kg) -

Información de mi producto personalizado
GRATIS