Talla de Cristo Crucificado hispanofilipino, S.XVIII

12.500 €
- +

Pieza escultórica exenta que representa a Cristo crucificado. Esta obra fue seguramente traída de tierras filipinas por los religiosos españoles destinados allí en el siglo XVIII. La expoliación por parte de los ingleses de Manila en 1762, la guerra hispano filipina y la segunda Guerra Mundial, así como factores ambientales, humedad e insectos, propiciaron la traída a España de multitud de tallas. Se explica así también que sobrevivan hoy fuera de Filipinas colecciones artísticas de mayor importancia que las existentes en el propio archipiélago.

La obra presenta una calidad destacada, en cuanto al estudio anatómico y la expresión facial, de primer orden. El pathos de la obra, enlaza de manera significativa con la escuela andaluza.

Es muy probable que fuera realizada en un taller creado en Filipinas durante las misiones evangelizadoras de los agustinos. 

La policromía acentúa el sobre cogedor crucificado, así como su estado aún vivo y padeciente, con profusión de pequeñas heridas de las que salen regueros de sangre. Todo esto afianza los ideales esculóricos de la imaginería barroca española, concediendo la peculiaridad en los rasgos raciales de la representación.

Destacan las piezas de plata de primera calidad, original de la época, decorando los extremos de la cruz y la cartela superior "INRI". Además, el rostro acoge los recursos expresivos típicos barrocos, tratándose de unos ojos brillantes creados con pasta vítrea. 

La policromía acentúa el sobre cogedor crucificado, así como su estado aún vivo y padeciente, con profusión de pequeñas heridas de las que salen regueros de sangre. Todo esto afianza los ideales escultóricos de la imaginería barroca española, concediendo la peculiaridad en los rasgos raciales de la representación.

 

Sin comentarios

 

 

Alto (cm) 115.00
Ancho (cm) 85.00
Fondo (cm) -
Peso (kg) 40.000

Información de mi producto personalizado
GRATIS