Virgen Dolorosa con Cristo S.XIX y hornacina dorada, S.XVII

Magnífico conjunto religioso compuesto por la Virgen Dolorosa con Cristo yacente en su regazo, componiendo así la iconografía conocida como la Piedad. El conjunto escultórico queda ubicado en una hornacina de factura anterior a las tallas, S XVII. Toda una pieza exquisita de colección. En buen estado, con todos los motivos decorativos y detalles originales de la época.

La espléndida talla barroca fue realizada a principios del siglo XIX de origen andaluz. Esta Virgen Dolorosa es una escultura de tronco sin tallar en madera , brazos articulados en madera tallada y resto del cuerpo en madera tallada y policromada asi como el Cristo yacente  que porta en su regazo , recién bajado de la Cruz. La Virgen María, que acaba de recibir el cuerpo muerto de su Hijo, eleva el brazo derecho en señal de dolor. Es un ademán de angustia y soledad que contrasta con la serenidad del cuerpo inerte de su Hijo, al que sostiene apoyando la mano izquierda fuertemente sobre Cristo. Pero también es una actitud de petición de ayuda, de comprensión, de compasión, que busca del espectador que contemplaba esta escena mientras el paso procesional pasaba por la calle delante de sus ojos. Tanto la comunicación con el espectador como la teatralidad de la escena son rasgos barrocos. El cuerpo de Cristo forma una diagonal que proporciona asimetría al conjunto. 

La amplitud de ropajes con abundantes plegados, ofrecen contrastes lumínicos de influencia barroca. 


La base es en madera estucada que imita al mármol, lo que denota su respectiva cronología en un momento temprano del siglo XIX.
La pieza incluye  numerosos elementos decorativos conservados en perfecto estado. Además la Virgen presenta las ropas originales con detalles de brocados e incrustaciones de abalorios en plata. Destaca el manto de terciopelo con estrellas en plata  y las numerosas capas de gasa y terciopelo.  
La técnica escultórica es exquisita, así como el encarnado y el detallismo del cuerpo de Cristo. Los accesorios de la figura mariana son plata. 
El relicario u hornacina que acoge la Piedad presenta un exquisito dorado al agua, aplicado con la técnica del estofado, decorada con roléos y rocallas barrocas conserva a la perfección en toda la superficie.Solo conserva una sola cara de cristal soplado de las tres que tenía .

Gran pieza religiosa de colección, digna de museo

Proviene de colección particular

 

Precio a consultar

Sin comentarios

Medidas del conjunto total: 73cm (Alto)x 54cm (Ancho)x 37cm (fondo)

Medidas de la talla: 36cm (alto)x 23cm (Ancho)x 20cm (fondo)

Medidas de la cruz: 52cm (Alto)x 28cm (ancho)

Alto (cm) 72.50
Ancho (cm) 53.00
Fondo (cm) 30.00
Peso (kg) 50.000

Información de mi producto personalizado
GRATIS